Oler los gases de tu pareja alarga la vida y evita enfermedades. La ciencia lo dice

Todos lo hacemos, pero nadie lo acepta, es una función perfectamente normal y natural de nuestro cuerpo sin embargo nos causa una vergüenza que se origina en lo más profundo de nuestro ser (literalmente). Al fin y al cabo si nunca dejas escapara un pedo terminarás en el hospital. Aunque viéndolo bien es comprensible que sea algo un poco tabú, como el resto de las funciones excretoras de nuestro metabolismo, al fin y al cabo, es desagradable, huelen mal y no es precisamente algo que te haga ver más atractivo frente al sexo opuesto.
Resumen, click aquí para ver publicación completa.